Un anciano fotógrafo catalán, superviviente del campo de Mauthausen y obsesionado por la justicia, un nazi huido e instalado en Cambrils y un profesor de instituto de baja por depresión son los personajes de una trama que juega entre el pasado y el presente, y que se resuelve de forma inesperada y sorprendente.

9/12/09

La foto que no pudo ser portada de la novela

En la fotografía aparece Karl Ihner vestido de paisano, con corbata y todo, tendido de espaldas en un prado. Tiene los brazos un poco separados del cuerpo y las piernas abiertas. Si fuese invierno, quien viera la escena pensaría que el sargento quiere dejar la marca de un ángel en la nieve abriendo y cerrando las extremidades superiores e inferiores.


Fuente: Archivo fotográfico del diario L'Humanité.

6 comentarios:

Magda dijo...

Un dia vas dir que n'hauríem de parlar d'aquesta foto.

Òscar dijo...

En parlarem, segur.

WaitMan dijo...

Llegué aquí por casualidad, y ya me atrapó la trama de la novela.
Saludos.

Luz Fernanda dijo...

hola!, jiji llegue aqui!, esa foto esta genial!!, de hecho pense en esa idea de hacer angeles en la nieve, o tumbado tratando de escapar con la mirada al cielo de tanta cosa alrededor.
Muy interesante tu blog!, saludos.

Óscar dijo...

WaitMan: Gracias por tu comentario pero ¿las casualidades existen?

Luz Fernanda: Gracias por llegar. Tienes razón, deberíamos mirar más hacia arriba.

Anónimo dijo...

Segun el libro "El Fotografo" ese noes Karl Ihner, ese es un preso del campo de concentracion...