Un anciano fotógrafo catalán, superviviente del campo de Mauthausen y obsesionado por la justicia, un nazi huido e instalado en Cambrils y un profesor de instituto de baja por depresión son los personajes de una trama que juega entre el pasado y el presente, y que se resuelve de forma inesperada y sorprendente.

30/1/10

Sentado frente al puerto, dejándome arrullar por el tintineo que emiten los mástiles de los veleros, despliego el folio donde lo apunté todo y me pongo a leer.

5 comentarios:

S dijo...

Bonito lugar para sentarse a contemplar el mundo (:

حزقيال dijo...

Inspirador paisaje!

Saludos
Buen Fin de Semana

Óscar dijo...

S: la verdad es que preferiría París.

Ezequiel: fue inspirador, en efecto.

Gracias a los dos.

Krlos Reyna dijo...

uhh si buen lugar, hasta me relajé viendo el videito :D

O. dijo...

Ahora, en invierno, es un sitio perfecto. Gracias por pasar, Krlos.